sábado, 24 de octubre de 2015

NUESTRO PÁRROCO D. ENRIQUE EN LA CANONIZACIÓN DE MADRE MARÍA DE LA PURÍSIMA

La Plaza de San Pedro del Vaticano acogió el pasado domingo 18 de octubre la ceremonia de canonización de Madre María de la Purísima, sexta madre general de la compañía de las Hermanas de la Cruz. La nueva santa lo ha sido tan sólo cinco años después de su beatificación, que tuvo el 18 de septiembre de 2010 en el estadio sevillano de La Cartuja.

Fue el pasado mes de mayo cuando el boletín de la Santa Sede publicó la promulgación de los Decretos de la Congregación para las Causas de los Santos. Entre ellos, el Papa Francisco autorizó para publicar de forma oficial el decreto referente a la Beata María de la Inmaculada Concepción (Madre María de la Purísima de la Cruz, María Isabel Salvat Romero) que nació en Madrid el 20 de Febrero de 1926 y falleció en Sevilla el 31 de octubre 1998.

La presencia de sevillanos y andaluces se dejó sentir durante todo el fin de semana en Roma con motivo de la canonización, ceremonia que se celebró a partir de las diez de la mañana. Según informó la Delegación Diocesana de Peregrinaciones, serían en torno a 1.200 las personas que se desplazarían a la capital italiana para participar en este evento eclesial con una clara tonalidad sevillana.

  
El Arzobispo de Sevilla, mons. Juan José Asenjo presidió la delegación sevillana, de la que forman parte, entre otros, el Obispo auxiliar, mons. Santiago Gómez; y el resto del Consejo Episcopal de la Archidiócesis. De este Consejo Episcopal, nuestro párroco y Vicario de la Zona Norte, D. Enrique Barrera asistió a los diferentes actos de la canonización y quiere compartir con todos los fieles de Santa Cruz algunas fotografías de ese intenso fin de semana dedicado a la ya Santa María de la Purísima.